miércoles, 5 de agosto de 2009

SALUTOGÉNESIS

Desde fines del Siglo XX, un nuevo paradigma comienza a asomar en el mundo, para intentar dar respuesta a las preguntas acerca de salud, enfermedad y curación desde una mirada amplia que incluya la Salud Física, Anímica y Espiritual.

El trabajo sobre la SALUTOGÉNESIS nos permite tomar conciencia de la gran diferencia que existe entre ser pasivo espectador de los procesos salud-enfermedad, o posicionarnos en un lugar activo, como protagonistas de nuestro propio destino.

Salud y Destino están indisolublemente ligados.

Utilizar la humana facultad de pensar, reflexionar, meditar, comprender con interés, vivenciar artísticamente y, aún, utilizar nuestra voluntad activa, es lo que realizamos en los encuentros de SALUTOGÉNESIS.
Nuevas preguntas se despiertan en nosotros.
Existe la polaridad ESTADO DE SALUD- ESTADO DE ENFERMEDAD? O esta visión “ESTÁTICA” nos aleja de nuestro rol protagónico?
La vida es un devenir dinámico en el que nuestra biografía (nuestra propia historia entre el nacimiento y la muerte) transcurre en un permanente movimiento.
La Salud y la Enfermedad forman parte de este devenir, acercándonos por momentos a una o a la otra, cual una sinusoide que se acerca y se aleja de su centro.
Salud y Enfermedad forman parte de una unidad, que es el Ser Humano.
Desde esta concepción dinámica y biográfica, podemos plantearnos sí frente a la SALUD-ENFERMEDAD, el paradigma desde el cual observamos el proceso es el de CUERPO SANO ó el de HOMBRE SANO.
La SALUTOGÉNESIS nos invita a reflexionar acerca del HOMBRE SANO.
Su cuerpo forma parte de un todo: físico, anímico y espiritual.
Poder comprender cada fenómeno sin alejarnos de la visión del TODO, es lo que la ANTROPOSOFÍA (“Sabiduría del Hombre”) nos propone.
Un Ser Humano (Físico-Anímico-Espiritual) integrado a la Naturaleza y al Cosmos, con un devenir biográfico y un acontecer espiritual.
Solo así podemos sabernos partícipes activos de nuestro propio destino de vida. Y la salud, formando parte de este TODO.

Seguir leyendo...

1 comentario:

Mundo de Ariadna dijo...

muy interesante!y muy cierto!