sábado, 30 de agosto de 2008

La fiebre y las enfermedades infantiles

Con la intención de despertar la reflexión acerca de los temas de salud, quisiera compartir en este caso un completo artículo aparecido en la revista "Perceval", en donde se aborda con meridiana claridad el enfoque antroposófico del fenómeno de la fiebre y las enfermedades infantiles

Lo que durante generaciones fue natural para toda madre, hoy es inaudito.
Uno de los síntomas más alarmantes, que delatan el distanciamiento de la naturaleza por el que atraviesa el hombre de nuestra época es el que, de día en día, va perdiendo más el sentido necesario para interpretar los hechos fundamentales de la vida, o sea, para comprender la relación que existe entre la salud y la enfermedad. Se encuentra desamparado ante los procesos de su propio organismo, al haber disminuido su instinto de discriminación entre lo saludable y lo nocivo. Tanto es así que, hoy en día la mayoría de la gente sólo ve en la enfermedad un suceso molesto, y con frecuencia hasta peligroso, que debe eliminarse cuanto antes, preferentemente empleando vacunas preventivas, o bien con medicamentos de efectos radicales, aún cuando sólo se trate de una inofensiva fiebre catarral. Aquello que durante generaciones ha sido evidente y natural para toda madre, al hombre de nuestro tiempo le parece un concepto totalmente nuevo e inaudito. Nos referimos al hecho de que toda enfermedad propiamente dicha, o bien sus síntomas de carácter secundario, como la fiebre, puede tener como motivo un fin oculto de vital trascendencia para el desarrollo físico y anímico del individuo.

El miedo a la fiebre

Especialmente en el caso de las enfermedades infantiles los padres, conscientes de su responsabilidad y en su afán de velar por un ser indefenso y dependiente de la ayuda de sus semejantes, ven con angustia y espanto los aspectos, al parecer sólo negativos y peligrosos, de las enfermedades. Muchos padres, ignorando la relación de los hechos fundamentales entre sí, exigen del médico que elimine la fiebre con la mayor rapidez posible y algunos, neciamente, incluso juzgan la aptitud de aquel en función de la velocidad con que logre reducirla o extinguirla. Esta actitud tiene su orígen en la falsa suposición de que la fiebre es una enfermedad en sí misma.

En efecto, hoy en día el mercado ofrece numerosos medicamentos por medio de los cuales el médico está en condiciones de disminuir, e incluso eliminar la fiebre en el término de pocas horas. Pero, lamentablemente, se le presta muy poca atención al hecho de que se hace cada día más necesario poner en el mercado nuevas "drogas prodigiosas" más potentes, debido a que las anteriores dejan de surtir efecto. Sin embargo parece ser que la relación "drogas peligrosas - eliminación de la fiebre - curación" carece de fundamento. A qué se debe, si no, el que a pesar de todo los médicos cada día tengan más trabajo y los hospitales no den abasto? Sin duda alguna, gran número de enfermedades en estado agudo pierden rápidamente su carácter violento gracias a esa clase de medicamentos, pero después de estos tratamientos se ve con frecuencia que el paciente no ha sanado en la verdadera acepción de la palabra -no se restablece del todo- aquejándole, a veces muy pronto, otro tipo de trastornos, pues los anteriores no han sido curados realmente, sino sólo tratados sintomáticamente, es decir, reprimidos.

El motivo de que se presenten más y más enfermedades sin estados febriles, tal como se observa hoy en día, no residirá quizás en que el hombre ha perdido el hábito de generar la "fiebre curativa" a raíz del empleo de medicamentos violentos? Sea como fuere, es un hecho indiscutible que el hombre civilizado apenas conoce en la actualidad la sensación de disfrutar de plena salud, se encuentra en un continuo estado de "suspenso" entre una especie de "semienfermedad" y "semisalud".

Hasta hace poco esta evolución se había limitado a los adultos. Sin embargo, es de lamentar que los "éxitos" médicos descritos se vayan extendiendo paulatinamente a grupos de individuos de edades cada vez menores, es decir, a escolares e incluso a párvulos y lactantes. Hay actualmente niños de dos o tres años que no responden a estos tratamientos, debido a que han tenido ya amplio contacto con los antibióticos existentes, y como los diversos gérmenes se han ido haciendo resistentes a tales medicamentos, la fiebre no se deja reprimir. Cada dos o tres semanas vuelven a presentar alguna enfermedad febril aguda. En ese momento se puede percibir la desesperada vehemencia con la que el niño que ha nacido sano desea experimentar y hacerle frente a una enfermedad, aunque sólo sea por una vez. Ese niño está vacunado contra todo, pero a pesar de ello, quiere ponerse a prueba a sí mismo en una enfermedad, quiere que le dejen hacer uso de sus propias capacidades curativas para fortalecer con ello su constitución.

Es obvio que en los casos de abuso de medicamentos nos encontramos ante manifestaciones degenerativas de nuestra civilización, degeneraciones que, por el momento, aún no constituyen normas. Pero tampoco cabe duda de que estas tendencias van en ascenso, de que el número de esos desdichados niños es ya enorme y de que seguirá en aumento.


Del sentido de la fiebre

En la historia de la Medicina probablemente no haya habido ningún gran médico que no haya instruido a sus discípulos con gran énfasis en el hecho de que la fiebre no es una enfermedad sino algo semejante a un arma, de la que dispone y que produce el enfermo en su lucha contra la enfermedad. Para el médico que trata a sus pacientes aplicando principios biológicos, este concepto es obvio y en los últimos tiempos ha sido totalmente confirmado por la Medicina Académica. El profesor O. Westphal de Friburgo, quien ha vuelto a investigar los procesos febriles, dice al respecto: "La fiebre es sólo uno de los síntomas de una enfermedad. Hoy sabemos con toda certeza que la fiebre en sí es todo lo contrario de una enfermedad, es decir, que la fiebre es parte de los mecanismos de defensa del organismo contra las enfermedades infecciosas."

Ya hemos destacado que se pueden presentar complicaciones y recaimientos y, ante todo, una reconvalescencia prolongada, a raiz de hacer desaparecer la fiebre prematuramente, sin combatir la enfermedad en sí en forma curativa. Además, extinguiendo la fiebre antes de tiempo, el organismo, con frecuencia, no genera inmunidad alguna contra esa determinada afección, de modo que, por ejemplo, una escarlatina cortada con antibióticos puede reincidir varias veces. Y es que el cometido real del médico no debe consistir en mitigar la fiebre, sino que sus esfuerzos deben dirigirse a la vigilancia de su evolución biológica, permitiéndole ejercer su función de factor beneficioso. Se sobrentiende que toda enfermedad puede presentar una evolución grave. En esos casos la naturaleza del tipo de fiebre pone en manos del médico importantes indicios para diagnosticar precozmente tales situaciones. Por lo tanto, es necesario consultar al médico cuando se presenten temperaturas altas, con el fin de que vigile el curso de la fiebre.

Sin embargo, es imprescindible que la persona que está al cuidado del enfermo esté persuadida de la acción benéfica de la fiebre y sepa que una potente reacción febril ayuda al paciente a restablecer la armonía perdida entre los procesos que tienen lugar en su organismo. La inquietud interior inherente al temor a la fiebre y sus complicaciones, de las que quizás se haya oído hablar en alguna oportunidad, se transmite lamentablemente con demasiada rapidez al paciente, dificultando con ello los procesos de curación.

Estas consideraciones son aplicables muy en especial a los estados febriles de los niños. Hay niños vigorosos que presentan temperaturas hasta de 41 grados y a los dos o tres días están completamente sanos. Los padres que tienen experiencia ya han aprendido a recibir con agrado los estados de alta fiebre que acompañan a las afecciones agudas, como la gripe, anginas, o las enfermedades infecciosas infantiles -principalmente el sarampión y la escarlatina. Reconocen en ellos el gran vigor con el que sus hijos se defienden de la enfermedad.

Igual que todas las crisis por las que se atraviesa en la vida, también la fiebre viene frecuentemente acompañada de manifestaciones desagradables. Puede causar una considerable afluencia sanguínea al cerebro con dolores de cabeza bastante fuertes. Se sobrentiende que, o bien el médico o bien la madre, intentarán detraer la sangre de la cabeza, ya sea con compresas frías en las pantorrillas, o poniéndole al niño medias mojadas, o haciéndole lavados de agua tibia con vinagre.

También hay que tener en cuenta el hecho de que algunas enfermedades se tornan sólo peligrosas cuando presentan alguna inflamación sin la alta fiebre correspondiente. La fiebre es, por consiguiente, una exteriorización plena de sentido de la vitalidad del enfermo.

Con respecto al problema de las vacunaciones

Partiendo de lo expuesto, nos encontramos ante un nuevo aspecto de la gran responsabilidad que debemos asumir al vacunar, sin reflexionar, a nuestros niños contra todas clase de enfermedades infantiles. Nuestro concepto de que cada una de las enfermedades infantiles desempeña una profunda misión en el destino evolutivo de la personalidad, demuestra que el eliminar artificialmente las posibles enfermedades no es tan beneficioso, y de ningún modo tiene aspectos tan positivos, como se desea ver hoy en día.

Sin embargo, si con continuas vacunaciones evitamos al organismo del niño la típica controversia con las enfermedades infantiles, tan beneficiosa en la mayoría de los casos, asumimos en pago -según Rudolf Steiner-, en nuestra función de médicos y de educadores, la obligación de activar y armonizar las fuerzas anímicas de nuestros niños con medidas pedagógicas adicionales, tal como se hace por ejemplo en la pedagogía de las Escuelas Waldorf.
Por otra parte, el educador deberá tener conciencia de que toda medida pedagógica provoca reacciones. Así como, por ejemplo, los accesos de cólera de un padre, o la educación exclusivamente intelectual del colegio, debilitan y perjudican el organismo infantil, la formación del individuo dirigida a cultivar y desarrollar su intelecto en equilibrio armonioso con su centro emocional y su voluntad, actúa fortaleciendo la relación entre el cuerpo y el alma y acrecienta con ello la resistencia del organismo contra las tendencias patológicas.

Aquél que comprenda el encadenamiento fundamental aprenderá a ver los maravillosos procesos de la fiebre con otros ojos. Los observará con esmero y atención, pero ya no tratará de intervenir prematuramente y de manera abrupta en el curso de la curación partiendo de estrechos temores. El lugar del temor lo ocupará la admiración hacia estos sabios procesos de la naturaleza, así como la confianza en las fuerzas vivas de cada ser humano en desarrollo, que está tratando de abrirse paso hacia su corporeidad de las más variadas e individuales maneras.

Contacto: consultas@drgrines.com.ar

Extraído de la página de Sergio Grines. Link al artículo.

miércoles, 27 de agosto de 2008

SALUTOGÉNESIS Conferencia

La salud mirada desde un nuevo lugar, muy interesante!




SERGIO GRINES: Médico Homeópata con Ampliación Antroposófica

martes, 19 de agosto de 2008

Los Derechos del Nacimiento

"Este decálogo habla de los derechos que un bebé adquiere cuando decidimos darle la oportunidad de nacer"



Más info en www.pangea.org

lunes, 18 de agosto de 2008

LA RUEDA PURPURA

Sabado 23 de Agosto, 2008. De 16 a 22hs.

Ciudad Autonoma de Buenos Aires

En el Barrio de Chacarita.

Para compartir cualquier inquietud, pregunta o sugerencia comunícate conmigo al 4553-2575

www.laruedapurpura.com.ar



LA RUEDA PÚRPURA TALLER DE CONOCIMIENTO FEMENINO

PROPÓSITOS DEL TALLER

LA RUEDA PÚRPURA intenta devolverle al Ciclo Menstrual su valor positivo y sagrado.

LA RUEDA PÚRPURA aspira a generar un grupo que ocupe el vacío comunitario que han dejado los antiguos Consejos de Ancianas tribales y sus rituales de transición.

LA RUEDA PÚRPURA desenmascara y hace consciente los tabúes que rodean a las funciones biológicas psicológicas, energéticas y espirituales femeninas.

LA RUEDA PÚRPURA ofrecer un espacio de entrenamiento y acompañamiento emocional para todo aquello que rodea los Ciclos Femeninos y su salud psicofísica y espiritual.

LA RUEDA PÚRPURA da instrucción y prevención a todas las generaciones en los Misterios Femeninos. Integra a mujeres de todas las etapas: doncellas, maduras, madres y abuelas.

LA RUEDA PÚRPURA es un espacio intermedio entre ladanza, el mito, los relatos personales, la antropología y el alma.El taller esta diseñado como un laberinto.

Con pasadizos, puertas y atajos que nos llevaran a la cámara secreta: nuestro útero, origen y fuente, ese lugar donde vive, desde el comienzo de los tiempos, el inmortal Poder Femenino.Se realiza en una jornada de seis horas, y una vez que lo experimentas puedes volver a repetirlo.

Este taller es una experiencia transformadora. Podrás a prender a beneficiarte de tus ciclos menstruales, a descubrir su belleza, a aprovecharlos y dejarás de padecerlos o de ser indiferente a ellos. Te sentirás autorizada y responsable de tu cuerpo, emociones y nivel energético. Contactarás con los valores genuinos femeninos. Recibirás información sobre tus ciclos, y portales iniciáticos de tu vida cómo mujer: menarquía, iniciación sexual, maternidad, ciclicidad regular y menopausia. Aprenderás a trabajar con, no contra tu naturaleza femenina y ya no necesitarás controlarla con medicamentos. El conocimiento de tus ciclos vitales reducirá el malestar al rededor de tu sangrado y te permitirá tomar con autoridad el gran reto que es enfrentar cualquiera de los portales iniciáticos femeninos. El inconveniente de menstruar se convertirá en una celebración que te abrirá las puertas hacia tu propia sabiduría. Te dará la opción de acompañar a tus hijas sobrinas, mujeres más jóvenes y a las mas grandes hacia una experiencia femenina más sana. Experimentarás la renovación cíclica en tu cuerpo, mente, emociones, energía, espíritu y alma. La Rueda Púrpura te propone un contacto profundo con tu ser femenino, con el reconocimiento del significado profundo de tu sangrado. Cambiará tu punto de vista sobre vos misma y sobre todas las mujeres.

Querida Amiga, querido Amigo:

Tengo la alegría de contarte que éste Solsticio de Verano, 21 de diciembre de 2004, lo celebro ¡por fin!, con el fruto de una larga cosecha: la publicación independiente del libro sobre el taller: LA RUEDA PÚRPURA-Taller de Conocimiento Femenino.Tanto el libro como el taller tratan de recuperar el valor positivo y sagrado del ciclo menstrual y de los portales iniciáticos femeninos (menarca, iniciación sexual, ciclicidad regular, maternidad y menopausia) desde el particular enfoque de la Espiritualidad Femenina.

El libro ofrece un análisis, información y recursos técnicos para abordar todo aquello que rodea al ciclo de la mujer y su salud psicofísica y espiritual. Así cómo intenta instruir y prevenir a doncellas, adultas y abuelas en los Misterios Femeninos.

Procura una mirada crítica sobre los tabúes, que aún hoy, en nuestra cultura tan civilizada, rodean a las funciones biológicas, psicológicas, energéticas y espirituales femeninas. Propone develar los perfiles arcaicos de lo femenino como complementario, y ya no más cómo opuesto, a lo masculino. Este libro es para todas las mujeres que deseen develar sus rostros mas originales , pero también para todos los hombres que aspiran a una nueva visión de lo femenino.

Por ahora el libro no tendrá distribución masiva y estará a la venta en mi casa.

Un abrazo!

Nací en Buenos Aires en 1960.Teatrista, Docente de Técnicas Corporales,Instructora de Yoga y Bruja. En 1997 mis intereses giraron hacia el sutil mundo de los Misterios del Espíritu Femenino. Desde entonces me dedico a coordinar cursos, seminarios, retiros y talleres, al trabajo como Sacerdotisa de la Diosa y a escribir sobre Espiritualidad Femenina.

Links de Notas

En la pagina NUT

www.wadjet.com.ar/contenidos.htm

dentro de esta pagina en la sección FEMINISMO ESPIRITUAL http://www.wadjet.com.ar/Entrevistas/NacRuedaPurpura.htm

http://www.wadjet.com.ar/Entrevistas/Myriam2a.htm

http://www.wadjet.com.ar/Entrevistas/RelaconlaMadre.htm www.mroja.com.ar dentro de la sección entrevistas y en www.lavozdelaarboleda.blogspot.com

en la Pagina de mi amiga Beatriz Eugenia Andrade Iturribarría www.delcirculodemujeres.blogspot.com

dentro de la seccion Hilvan de niebla

Una brazo Púrpura

Myriam Wigutov

Para compartir cualquier inquietud, pregunta o sugerencia comunícate conmigo 4553-2575/15-5- 729 4064

myriamwigutov@hotmail.com

laruedapurpura@hotmail.com

www.laruedapurpura.com.ar

miércoles, 13 de agosto de 2008

Agricultura Biodinámica en Familia

Estimados amigos y amigas:

Tenemos el gusto de invitarlos a la jornada de Agricultura biodinámica para padres e hijos, que se realizará el viernes 23 de agosto. Pueden concurrir niños de todas las edades. Será libre y gratuita
Por favor, clickear en la imagen para agrandar y ver más información.
Agradecemos difundir esta jornada entre amigos, conocidos e interesados.

Saludamos cordialmente.
--
Jardín de Infantes MICAEL
Calle Maryland s/n -Luján-
Tel 02323-429559


martes, 12 de agosto de 2008

En Rosario, Santa Fe

Grupo de Apoyo Villa Hortensia
Reunión del mes: 12 de Agosto 18:30hs
DESTETE…un proceso…un camino.
Hasta cuando amamantar?
Cuando comienza el destete?
Y si se desteta solito antes que yo quiera?
Y si no se desteta y yo ya quiero?
y…como hago un destete?
Y si me embarazo, puedo seguir amamantando? Y si no quiero?
Como puede ayudar el papá en el proceso de destete?
Estas y otras preguntas que seguro traerás vos, trataremos en esta reunión!!!!!.
Como siempre están invitados los papás!

lunes, 11 de agosto de 2008

domingo, 3 de agosto de 2008

Semana Mundial de la Lactancia Materna

EL SUPERPODER DE LAS TETAS

Dar el pecho se ha revalorizado en todo el mundo y también en la Argentina. En la Legislatura porteña realizarán una “tetada”.

El bebé nace, como un pez que coletea en busca del mundo fuera del útero, el bebé se acomoda en los pechos de su mamá y busca, como si ya tuviera un mapa, para empezar a chupar. Es uno de los actos más instintivos de los seres humanos, pero, además, una de las mejores vacunas contra todo tipo de enfermedades (respiratorias, diarrea, obesidad y etcéteras) y el abrazo más abrazador entre una mamá y su bebé. Por todo eso, dar la teta, en los últimos años, es cada vez más revalorizado.

En la Argentina, el 94,5% de las mujeres le da la teta –y sólo teta– a su bebé recién nacido. A los dos meses, la alimentación materna baja a la mitad: el 57% de las mamás sigue siendo la única fuente de alimento de su hijo o hija. Pero a los seis meses –el tiempo de lactancia exclusivo recomendado por la Organización Mundial de la Salud– sólo el 36% de las argentinas alimenta sin mamadera a su bebé, según la encuesta de lactancia materna, de la Dirección de Maternidad e Infancia del Ministerio de Salud de la Nación.

En el mundo, también se avanza en la idea de que la mamadera no les llega a los talones a los superpoderes de la teta. Ann Veneman, directora ejecutiva de Unicef, sostuvo: “La lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida puede evitar hasta un 13% de las muertes de niños y niñas menores de cinco años en los países en desarrollo”.

En la Argentina el avance de la lactancia no es suficiente. Pero tampoco puede seguir aumentando si la licencia por maternidad es de sólo tres meses y la jornada laboral reducida –durante un año– no alcanza para llegar a alimentar a puro pecho al bebé. Por eso, en el marco de la semana de la lactancia materna –del 1 al 7 de agosto– el miércoles 6 se hará un “tetada” en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires con la cantante Ligia Piro (hija de Susana Rinaldi) amamantando a su hijo Román, entre otras famosas que no comen del escote, sino que dan de comer con lo que se asoma bajo el escote.

Mónica Tesone, coordinadora de enlaces profesionales de la Liga Internacional de la Leche, explica: “La idea es pedir ampliar la licencia por maternidad. En la provincia de Buenos Aires hay un proyecto, aprobado por la Cámara de Diputados, que promueve que las empleadas públicas tengan una licencia paga por siete meses, pero el Senado no se dispone a aprobar la norma. Por supuesto que con licencia es mucho más fácil dar la teta exclusivamente hasta los seis meses. Lo importante es tener en cuenta que la lactancia es fundamental para la crianza de los chicos y, por lo tanto, no es sólo un beneficio para las madres y sus hijos, sino para toda la sociedad”.

“Cuando más deberían preocuparse los políticos de los ciudadanos es de los 0 a los 3 años”, dijo la psicoanalista Françoise Dolto sobre ese acto que no es una simple bajada de corpiño. De hecho, la tetada en la Legislatura va a recordar a una escena de 1994, cuando María José Lubertino –actual titular del Instituto Nacional contra la Disciminación– amamantó a su bebé en su banca de la Convención Constituyente porteña. Ahora, seguramente, usaría corpiño desmontable, protector de pezón, crema de caléndula, sacaleche –en versión de ordeño humano manual o eléctrica– y sachets para sacar leche de madre y freezarla en pos de una mamadera fatto in casa cuando la mamá tiene que salir.

La reivindicación de la lactancia generó un topless en la industria y también un destape maternal. “El pecho está para alimentar –sostiene Tesone–. Los senos de la mujer representan algo sexual porque aprendemos que es así, pero tenemos que aprender que tienen el objetivo de nutrir al hijo.”

Más allá de las recomendaciones y beneficios de la lactancia, no hay que perder de vista a las mujeres que ponen el cuerpo (bah, las tetas) para dar la teta y son acosadas por campañas y miradas. Las periodistas Ingrid Beck y Paula Rodríguez ironizaron en el libro Guía (inútil) para madres primerizas: “Por cada dos tetas, en este mundo, hay alrededor de setenta personas –unos 15 parientes, 8 amigos, 5 esposas o maridos de esos amigos, 20 conocidos, 3 médicos, 4 enfermeras, 2 farmacéuticos, 10 taxistas y 3 cajeras del supermercado– reclamando su derecho a participar. Tus tetas son tema de debate y de mesas redondas en tu cuarto”.

Nota del Diario Crítica de Hoy