lunes, 4 de septiembre de 2006

15 minutos bis

Al mostrarle a la responsable de la página de donde saqué el artículo del post anterior, y pedirle que le heche un vistazo, que había tenido muchos e interesantes comentarios, entre otras cosas me dijo lo siguiente:

Te haré algunos comentarios, que me surgen de haber leído los post. Te pongo el nombre para que se entienda de quién hablo.

Pande: La idea no apunta a dejarlos hacer todo lo que quieran y tocar la pc si eso les divierte. Porque si te estoy escribiendo y viene mi hijo a tocar y lo dejo, sigo sin hacer contacto con él. se trata de entrar en su mundo, y no de dejarlos entrar en el nuestro.

Hada madrina: Sí, hay que jugar más, claro! Puse el ejemplo del juego, pero puede ser cualquier cosa, el del juego es el más difícil, pero podés ir por la calle intentando no decirle que NO a todo, viendo el mundo desde su tamaño, o buscar hormigas en la vereda, da igual, el juego es la excusa.

Chirusa: Absolutamente!!! El artículo apunta a la actitud y no a la cantidad de tiempo. Laura Gutman, con quien me formé en esto, habla de media hora. Yo fui un poco menos exigente y lo reduje a la mitad, pero claro que todo da resultados!!

Ary: De eso se trata!!! Ellos se echan a correr y se van, y a nosotros nos parece que ya no quieren jugar. ESE es el juego!!!! Estar disponibles, aceptar que vayan y vengan sin exigirles que se queden sentados, que si no, no es juego!

Mariana: Sí, es así, el ADHD tiene que ver con la depresión, y justamente se deprimen por la vida que llevan, las exigencias, los ritmos acelerados y el poco contacto.

Gabriel: No me quedó claro si la cuestión pasa por cambiar el lugar del juego para que sea menos peligroso, los papás sentimos que tenemos que "Hacer algo" con los chicos, cuando la propuesta de estos 15 minutos es la de no hacer nada!!!!

Marce: Hmmm, puede ser, es una forma de verlo, tendría que pensarlo un poco, entiendo que no habla de regresionar en el sentido psicoanalítico del término. PRefiero pensarlo como estar en pleno uso de nuestra adultez para estar disponibles para ellos. no somos dos chicos jugando...igual me dejó pensando.,.


Elenilla: Pensemos en un hombre al que conocés, y te llama para salir el sábado, y salen y quedaon tan copados que tienen ganas de verse el domingo, y alguien le dijera "pará, flaco, no la llames más porque se va a malcriar y cada vez va a querer verte más y si no la llamás 50 veces al día, va a ser terrible". SUena ridículo, no? Los adultos no retaceamos las necesidades de afecto. Si terminamos de hacer el amor y queremos un abrazo, no viene él a decirnos "qué malcriada, te acabo de abrazar, dejate de joder". Los chicos funcionan igual. Si después de los 15 minutos pide más, será porque necesita más. No lo hacen para fastidiar ni con intenciones oscuras, nos necesitan a nosotros!!! No devolveríamos un perro que compramos a la casa de mascotas porque quiere salir a pasear dos veces al día o porque mueve la cola cuando nos ve. Entendemos que así son los perros, pero no entendemos las necesidades de los chicos, y pensamos acertadamente, que si les damos menos, van a pedir menos. Claro, van a dejar de pedir si no reciben, si saben que no hay, y se van a resignar. Pero no van a dejar de necesitar, y van a suplir esa necesidad de cualquier manera. Es más barato sentarnos hoy que esperarlo en la puerta de la psicóloga infantil mañana -que no suene a oráculo, por favor, no quiero decir que van a quedar para el diván, fue un ejemplo gráfico de aprovechamiento del tiempo-

Bueno, gracias otra vez, como ves, me gusta el tema!!!

Abrazos

María Paula

Lic.María Paula Cavanna
www.upa.premium.ws/

Tenemos que tomar todo nuestro sufrimiento y
usarlo como combustible para nuestro viaje.
MIYAZAWA KENJI


Espero que sirva.
Todos tenemos mucho que aprender en la crianza de nuestros hijos, pero mientras tanto, no nos perdamos la posibilidad de jugar, aunque más no sea, haciendo 'nada'. Puede ser más que divertido también...

10 comentarios:

JENNY dijo...

Veo que disfrutas del tema y deseas ayudar a todas las madres en este camino de criar a nuestros hijos. Gracias por tus sabios comentarios!
Sigo el tema con mucho interés!

Gabriel dijo...

Mierd... la respuesta a Elenilla fue bastante ilustrativa :P (me quedé con esa imagen... salí de acá cargosa! jeje)
Bueno, chiste aparte, y contestando a la contestación: Sí, la idea era cambiar de lugar para que resulte menos peligroso y no tener que andar diciéndole no a esto, no a aquello, cuidado, así no que te podés golpear y demas yerbas.
Gracias por el update che.

Se abrió la puerta para ir a jugar o me parece?
:D

Turca dijo...

Naaaaaaaaaa Jeny...! Má que sabios!
Es sólo compartir.
En esto de criar hijos, no la tenemos fácil los humanos...
Con la bendita 'globalización', que por cierto nos aporta herramientas valiosísimas como esto medio, también sucede que siento que hemos perdido la escencia, nuestro instinto que en otro tiempo nos permitía fluir de otra manera; la vida era más simple si se quiere, pero la mirada más sincera, el contacto más auténtico... Lo que pretendo no es más que compartir experiencias, propias y ajenas... Info que nos sirva a todos, en la búsqueda de esa escencia, ese instinto perdido...
Gracias a vos por también hacer tu aporte.

Gaby: Siiiiiiii!!! Yo preparo una ronda de nesckuick para todos, dale? (Ojito con lo que vas a decir, eh??? Vainillas pongo yo también...) ;)

cyn dijo...

Turca esta frase que escribio la Maria Paula, me dejo con un agujero terrible en el corazón: "Claro, van a dejar de pedir si no reciben, si saben que no hay, y se van a resignar. Pero no van a dejar de necesitar, y van a suplir esa necesidad de cualquier manera". Me dio mucha tristeza, mucha angustia saber que muchas veces por hacer algo nuestroo por no tener ganas o por hacer la comida o por lo que sea no jugamos, no comportamimos. Es como que nos terminamos preocupando mas por otras cosas que por ellos.

Turca dijo...

Cyn: No es fácil, a veces, dilucidar cuales son nuestras prioridades. Y aunque suene terrible, a veces se nos escapa que nuestros hijos son nuestra prioridad. Si hasta más de una vez nos hundimos en la pena y el dolor porque no sabemos qué hacer de nustras vidas, cómo querés que el 100% del tiempo querramos saberlo con respecto a la de nuestros hijitos???
Tampoco creo que sirva de mucho quedarse en la culpa, como empantanados... Lo piola sería poder capitalizar esas emociones y darle paso a la acción... Dale, la puerta está abierta y el nesckuick servido!!! :D:D:D

L!S! dijo...

fue interesante leer esto
yo lo leo como hija
ya que no tengo ninguno (mm tengo 19 recien)


pero es bueno ver la otra perspectiva.

nosotros tenemos ciertos comportamientos que a veces dan ganas de matarnos

jaja

pero buno, creo que es la dinamica de padres-hijos


beso grande



lisi-

Maurus dijo...

Que buen post!!!
El tema es que cada niño en un universo en si mismo.
Me imprimí las dos 15 minutos para leerlas con MiDiosaInfernal... para ver si lo ponemos en práctica.

¡¡¡Desde ya muchas gracias!!!

Paterna dijo...

Está bueno que alguien nos recuerde de vez en cuando que son niños y que necesitan del juego. A veces se nos hace dificil dedicarles ese tiempo de jugar con ellos y preferimos sentarlos frente a la tele o la compu, no?
Hoy me pidió que le haga de caballito en 4 patas y se me subió en la espalda. Le cabalgué un ratito, me costó... si no me creen preguntenle a mis rodillas.

Marce dijo...

no lo dije en el sentido estricto de regresión psicoanalítica porque sería patológico, pero sí en el sentido de regresar a nuestra infancia para poder jugar de igual a igual, de despojarnos de nuestra adultez por un momento y poder compartir empáticamente el sentido del juego. de todos modos no deja de ser una forma de regresión libidinal.

Gi dijo...

Es cirto María Paula, al final las necesidades salen a flote de cualquier modo. A veces con anorexia en la adolescencia, promiscuidad, drogas, etc. Al menos es lo que pude ver en mi círculo cuando era adolescente.
No digo que sí o sí vayan por ese camino, pero las carencias te llevan por lugares oscuros y actitudes autodestructivas.
Es muy importante estar y darles todo lo que podamos, cuando un niño pide es porque neecsita, no porque "quiera manipularnos".
Suelo comprarle juguetes a mi hija muy seguido, pero para ella no hay nada como el juego, estar con mama o papa, hablar mucho, las cosquillas, el caballito, saltar, reír... es así como crecerá sana.
Un beso.