viernes, 4 de agosto de 2006

¡Primero las madres y los niños!

Quería compartir con ustedes esta editorial de la última Madrehayunasola!, porque me pareció más que interesante. Quizá parezca un poiquitín largo, pero toca varios de los temas que me interesan y enfocados desde una mirada que comparto.
Pasen y vean.

En una época de alta tecnología y aparatología puesta al servicio de la humanidad, pareciera que nos hemos olvidado de aquellas cosas más sencillas y de menor costo, pero tan necesarias para la formación de un niño.

Entramos en época de vacaciones de invierno y luego llega el día del niño. La voracidad de la publicidad ofrece múltiples propuestas para tentar al público consumidor, provocándonos stress y agobio entre las corridas de espectáculo en espectáculo sin poder disfrutar ninguno. Los niños terminan más estresados aún y con una creciente demanda de atención. Y ni hablar de nosotras, que no podemos parar con nuestra actividad y debemos hacer un ajustado e ingenioso cronograma de diversión para los chicos, sin descuidar nuestras obligaciones de “mujer moderna y liberada”.

Sabemos que los más pequeños necesitan de sus mamás, pero muchas veces debemos salir a trabajar sin poder elegir otro camino. Esto hace que muchas mujeres se sientan sobre exigidas, ya que no hay una legislación que le garantice a la mujer el poder retornar a su trabajo por lo menos 6 meses después del nacimiento de su bebé. La falta de posibilidades para salir del trabajo y poder amamantar a su bebé en el extenso horario de 8/9 hs. que dura su jornada, les provoca stress laboral y culpa por no poder continuar con el amamantamiento de su hijo, recomendado por todas las organizaciones de salud, hasta los 6 meses de vida en forma exclusiva.

La escasez de personas idóneas que puedan cuidar adecuadamente al bebé sin necesidad de salir de su ámbito, las largas jornadas laborales se sus progenitores, y la ausencia de abuelas o abuelos que cumplan su rol y colaboren en la crianza, hacen que los niños a muy temprana edad sean sometidos a ritmos estresantes y desestabilizadores. Y para colmo, a esto hay que sumarle una sociedad basada en el consumo, en la cual cada vez es más grande la oferta de artículos innecesarios para la temprana edad. Nos quieren confundir mediante costosas campañas publicitarias, incitándonos a una compra compulsiva. Sin embargo, nosotras mujeres, sabemos que nuestro hijo nos necesita a nosotros, sus padres. ¿Qué mayor estimulación para un bebé que la sonrisa de su madre; que la voz de su padre; que los cantos y los abrazos? Y ni hablar de la saturación de actividades que deben soportar a medida que van creciendo, producto de la oferta de inescrupulosos colegios que se han convertido en una fuente de dinero a expensas de niños agotados.

Por eso nosotros, los padres, formadores de cultura, estemos atentos a este niñito que está por nacer; o que ya nació y aún se encuentra indefenso en los brazos de su mamá; o aquel otro que ya anda corriendo por los pasillos del jardín. Estemos atentos y cuidadosos de todo lo que nos ofrecen; y no nos olvidemos que lo más importante para un niño es el tiempo amoroso que le podamos brindar. Eso es lo que quedará inscripto en ellos y no se perderá jamás.
Por eso es importarte fijarnos en la calidad y no en la cantidad de espectáculos que consumamos con nuestros hijos. Seguramente ante la amplia gana de ofrecimientos, podamos evaluar, de acuerdo a las características de nuestros pequeños y de nuestra propia forma de encarar la educación de los mismos, aquello que se ajuste más a lo que deseamos como padres. No nos olvidemos que es nuestra tarea y nuestro deber (y por qué no, nuestro placer) garantizarles cuidado, protección, amor, alimentación, educación y salud.

Lic. Silvana Mayer


Estoy estrenando conección de internet. Por ahora les cuento que no logro abrir comentarios de haloscan. No se de quien será el problema. Por lo demás, encuentro una pequeña diferencia en la velocidad, respecto a mi amada (ahora le decís amada, turra!!!) conección de fibertel, pero mucho mejor que el ciber del pueblo, eso ni hablar!

Hiupi, volví! Toy feliz (suenen pitos y matracas).

Pueden seguir con sus respectivos programas

10 comentarios:

Princesa Consuela Bananahamac dijo...

que bueno que volviste turquis!!
despues leo tu nota, es larguita y toy recien llegada del laburo cansada, despues te escribo!

Mariana dijo...

Buenísimo tu regreso!!!!!!!!!! Y la nota también.

Rochi dijo...

que bueno que ya estas de nuevo en las pistas!!!!!
muak

el flaquito dijo...

Hola !!!! despues te leo...solo queria saludarte y decirte que estoy muy pero muy feliz de tu regreso

deapoco dijo...

Que bueno que volviste!
Se te extrañó nena!
:-)
besos.

Turca dijo...

Prince, Marian, Ro, Flaqui y Dea, gracias a montones! Yo también los extrañé!!!!!!

Besossssssssssssssssssss.

Paloma Mensajera dijo...

Holaaaa!!!! Volviste , renovada interiormente con tanta tarea y mejoras internas...
Besos y me alegro de que estés tan feliz

mi otro yo dijo...

Que bueno leerte de vuelta. Y Feliz!
Besos!!!

Mumimamá dijo...

bueno, bueno, que suerte, festejemos con muchos posts seguidos. contanos como va todo por allá.

MIB dijo...

Es el eterno dilema no?! ... tener hijos sin poder disfrutar de ellos y brindarles todo el amor... Qué decirte... yo quiero formar una familia... y espero poder tener tiempo para dedicarle... por ahora no está en mis planes. jeje..

Bueno un beso!!
y feliz de leerte!