sábado, 19 de diciembre de 2009

Toallas femeninas

Nota de Andrea del blog Alitas de Dragón.

Con alas, sin alas, con desodorante o sin él. También se las llama protectores femeninos. Siempre parece haber alguna novedad que mejora nuestras menstruaciones (incluso los demás días, con los "protectores diarios"). Las usé desde los 12 años y mi mamá me decía "qué suerte tenés, en mi época no había y teníamos que usar algodón". Era así, había que usarlas, era eso o la antihigiene, el atraso...

Y eso me lleva a la percepción que nos enseñaron a tener de nuestras menstruaciones. Hay definiciones científicas que nos pueden ayudar a pensar en nuestras menstruaciones sin tanto apasionamiento -claro que tenemos que apropiarnos de ellas, si no será como algo que dice otro sobre nosotras. Y también hay dichos, historias, cuentos que nos sirven para compartir lo que nos pasa durante la menstruación con otras mujeres. Son decires, son subjetivos, bienes de nuestro imaginario colectivo, pueden compartirse y no son dogmas. Si una cultura valoriza lo femenino, probablemente estos sangrados cíclicos serán vividos con naturalidad, no habrá nada que ocultar. Si una cultura pretende encorsetar a las mujeres en una función dentro del espacio social reducido, la menstruación será algo a ocultar... o a comercializar.

Las maneras de "mantener controlada la sangre" se remontan muy atrás en la historia, usándose materiales como algodón, papiro, lino, y seguramente, otros, para captar la hemorragia de "esos días". La historia de las toallas femeninas modernas se remonta a la 1ra guerra mundial, para las curaciones de las heridas el personal sanitario usaba algodón extra-absorbente, y las enfermeras comenzaron a utilizarlo, y descartarlo rápidamente... no había tiempo de lavarlos, era necesario atender heridos... ¿me parece a mí o varios inventos que nos resuelven la vida surgieron en alguna guerra?... en fin... hoy tenemos publicidades de toallas femeninas cuyas protagonistas son mujeres jóvenes que tienen que seguir con sus vidas sin que se note que están menstruando.

Además, la menstruación -y sus vergüenzas - se han convertido en un buen negocio (una mujer puede usar en su vida entre 13.000 a 16.000 unidades, y no calculé los protectores diarios)... pero, ¿qué impacto ambiental tendrá este negocio?... Papelera del Plata, Always, Kotex, Tampax, Unilever, Johnson and Son y otras producen apósitos descartables hechos de fibra de celulosa y polipropileno o polietileno. Todas tienen algún impacto sobre el ambiente y las personas... Papelera del Plata tiene plantaciones forestales en Misiones y Corrientes, recicla papel de diario y cartón, los recolectores no están de acuerdo con la retribución; Always, Tampax, J&S, Unilever testean sus productos en animales, la retribución que reciben algunos de los empleados es baja comparada con el costo de venta de los productos que comercializan. Las toallitas se blanquearían con cloro, y si bien el enjuague que se realiza eliminaría la mayor cantidad de contaminantes de ellas, los órganoclorados son vertidos al ambiente, estos productos son estables (es decir son resistentes a la degradación física y química, también a la degradación biológica), solubles en grasas y tienden a acumularse en tejidos animales. Quiero hacer una aclaración, las toallas o tampones no contendrían cantidades de clorados que causen toxicidad ni tienen asbestos según diferentes agencias gubernamentales, hasta no tener datos confiables no necesitamos "agregar" peligros a los ya existentes. Aún así estas sustancias son tóxicas para nosotros y su vertido al ambiente no está exento de peligro. El propileno y polietileno tardan décadas en degradarse si son arrojados al ambiente, pueden reciclarse aunque tendría algunas dificultades.

Estas son las toallitas que hice siguiendo las instrucciones de Luna Roja.
Son cómodas y lavarlas no es distinto que lavar una bombacha... además son fáciles de hacer, son personales (las hacés de acuerdo a la cantidad de flujo y los materiales que elegís) y, haciendo honor a los ciclos, las podemos usar una y otra vez.

3 comentarios:

paloma dijo...

¡¡¡Qué bueno!!!Ahora que por fin me vino la regla... después de tantos años...voy a aprovechar para hacer las toallitas. Gracias.

looniesoutofpath dijo...

Y como me parece que no das puntada sin hilo (a propósito de la confección de estas toallitas reciclables) me atrevo a pronosticar que se viene un nuevo emprendimiento comercial de la Turca...
¿Tiembla Procter & Gamble?

Besos y agua oxigenada

ki yi dijo...

Muy lindo tu blog y esta nota, estoy muy de acuerdo con todo lo que decís y afortunadamente descubrí la maravilla de usar tela de algodón y no plástico en la parte mas intima y delicada de mi cuerpo y lavar mi sangre en vez de tirarla a la basura!... un abrazo, desde dentro de ese Gran circulo de mujeres revolucionando a través del amor!!