domingo, 7 de octubre de 2007

Casilda Rodrigáñez.

Hace tiempo, descubrí éste artículo de Casilda (que compartí con ustedes y continúa acá).
Para mi fue un antes y un después. Tanto como mujer-hembra y como mujer deseosa de aprender sobre la fisiología femenina para poder acompañar amorosamente en el transe del parto y nacimiento de un niño, sentí que este material me aportó la base del saber y el encuentro con la esencia femenina (pequeña cosa).
Hoy les comparto el nuevo material de Casilda que me sigue abriendo la cabeza :)




Nuevo libro


PARIREMOS CON PLACER


de Crimentales Editorial




Reich dijo que el mundo no cambiaría hasta que el bienestar de la criatura recién nacida no prevaleciera sobre cualquier otra consideración. Y en otro momento dijo también que mientras los úteros estuvieran contraídos y fueran espásticos, no podrían nacer y criarse seres humanos libres.


En este libro se borda la recuperación del útero espástico, cruzando la opinión de Reich con otras experiencias e investigaciones provenientes de otros campos del conocimiento. Concretamente, la autora recoge algunos elementos desperdigados de la sexología científica del siglo pasado, que abundan en la hipótesis de que el útero es el centro orgánico de estancamiento de la libido femenina; estancamiento que está directamente relacionado con el parto y el nacimiento violentos, así como en el posterior desarrollo de la crianza y socialización en el acorazamiento psicosomático.
Extraído de la página de Casilda, donde van a encontrar muchísima info, riquísima por cierto!

5 comentarios:

Jime... dijo...

A mi también me cambió la visión de las cosas :)
Imperdible la mirada de esta mujer sobre la maternidad, la mujer, lo de antes, lo de ahora, todo... Imperdible!

Ana dijo...

Guau!
Me fui a leer los post anteriores, muy interesantes!
Gracias por la info.

Tur, te mande un mail, te llegó?
Besote

flor dijo...

Gracias por divulgar esta información. Leí sobre el orgasmo uterino y por fin puedo poner en palabras cosas que siento desde pequeña pero nunca nadie me explicó (y por lo tanto nunca me animé a compartir). Siempre se habló del orgasmo vaginal o del orgasmo clitórico (de hecho ya me he cansado de escuchar las maravillas del clítoris) pero nunca nadie habla de los maravillosos movimientos del útero.

Guau, increíble y hermoso.

Y lógico también, ¿no?

Un beso, Turca, y te sigo leyendo.

fer dijo...

Turca!! Gracias por visitar mi blog! Veo que tenes varios blogs y me gustaria leer todo con detenimiento y PAZ!!. Así que vuelvo a pasar para llevar esto a cabo.
Un beso

Carmen dijo...

tur como siempre requeterecontra interesantísimo lo que posteas. Te cuento al respecto que tardé 12 años en embarazarme de Jeremias. En ese lapso me dieron vuelta del derecho y del reves y todo estaba ok. Un amigo siquiatra me dijo: "todavia no encontraste al macho con el cual reproducirte" (sic). Tal es asi que ya tenia dos meses de embarazo de Jere y como ya se me había hecho carne el diagnóstico de "esterilidad primaria de etiologia desconocida" JAMAS se me ocurri que el atraso sería mi hijo. Con respecto al orgasmo es tema aparte. jejejeje. . . otro dia te cuento. . .