domingo, 9 de septiembre de 2007

Parir en libertad





Editorial Sudamericana
anuncia el lanzamiento del libro

Parir en libertad
En busca del poder perdido


de
Raquel Schallman


Un libro fundamental que les devuelve a las mujeres el poder que la institución médica les ha quitado: el derecho a elegir cómo traer sus hijos al mundo

El nacimiento de un hijo responde a una profunda necesidad vital. Y el parto es un hecho absolutamente genital y sexual. Por lo tanto, el parto no es meramente una situación médica, de enfermedad y riesgo, sino que tiene que ver con la vida, el placer, la alegría, la esperanza y las emociones intensas.
Si cada uno se animara a preguntarse ¿cómo quiero tener a mi hijo?, ¿dónde?, ¿de qué manera?, cada cual buscaría lo que necesita, tomaría el dolor y el temor, que sí existen -y que tienen su razón de ser-, y aprendería a utilizarlos para favorecer el proceso. Y así encontrar estrategias mucho más prácticas, cotidianas, simples y cercanas que una anestesia peridural, que, como bien dice el nombre, "anestesia" y no sólo el dolor, sino también el placer. ¿El que se asusta tanto del dolor se asusta tanto del placer?. Las mujeres deben animarse a recobrar este espacio propio, tal vez el más importante y trascendente de la vida, eligiendo parir en libertad.

Raquel Schallman egresó de la Universidad de Buenos Aires hace más de treinta años. También se graduó en la Escuela de Técnicas Corporales en 1985. A su vez, investigó sobre la preparación en el embarazo, ideando un sistema propio, el A.C.E. (Abordaje Corporal-Emotivo), que actualmente difunde en cursos de formación. Ha dictado seminarios, talleres y conferencias en diferentes lugares del país y del exterior. Fue invitada a disertar en congresos nacionales e internacionales, como en México y Chicago, USA.
Es co-fundadora de Dando a Luz, ONG que defiende los derechos de las mujeres a un parto respetado y seguro; de APAU, Agrupación de Parteras Autónomas, y miembro de Liberparto, que ofrece un espacio abierto para re-pensar el nacimiento.
Además, asiste nacimientos domiciliarios e institucionales con la ideología del "parto libre".
En la Argentina, la partera puede legalmente ocuparse del embarazo, el parto y el puerperio normales. Sin embargo, en la práctica, sólo lo hace bajo la supervisión de un médico, perdiendo así funciones básicas del oficio. Raquel Schallman trabaja desde hace muchos años para que se pueda recuperar la autonomía profesional, y es una de las muy pocas que logra ejercer de manera independiente su profesión.

9 comentarios:

Ana dijo...

Ya salio?
Lo voy a buscar!
Gracias!

lo dijo...

que bueno que sudamericana se lo haya editado!!!
besos tur

flor dijo...

Excelente, turca! Tengo ganas de ya empezar a leerlo. Y de regalarlo. Me encantó este blog y pienso recomendarlo.

Avene dijo...

Creo que cada cual es dueño de hacer lo que crea conveniente, pero sinceramente no sé hasta que punto me atrevería a parir en casa.
Si ya de por si, en mis dos embarazos me pasé los nueve meses temiendo que el bebé viniera bien y me harté a ecos y demás pruebas que me decian que todo iba fenomenal; como para atreverme a no tener un médico cerca o toda la tecnología de un Hospital en caso de alguna complicación. Es sólo una opinión muy personal.
Admiro a la gente que se atreve a lo contrario.

Viole dijo...

lo estoy leyendo, lo compre ayer! buenisimo!, muy bien contado desde la identificación!
besos

flor dijo...

Avene:

En realidad el libro no está en contra de quienes quieren parir en una clínica con toda la teconología a tu disposición. De lo que está en contra es de que se use esa tecnología en beneficio de los médicos y no de las parturientas. Shallman afirma que el mejor lugar para la parturienta es la casa porque es allí donde ella se siente con el poder de hacer lo que le venga en gana (estar en la postura que quiera, beber líquidos, caminar si lo desea, estar con sus seres queridos etc.). Pero entiende perfectamente a quienes quieren parir en una clínica. Si es así, Shallman afirma que el equipo obstétrico debe tratar con todo el respeto del mundo a la mujer que está pariendo. Es ella la protagonista, no el médico. Y darle todo el tiempo que necesita (los trabajos de parto a veces son largos y no se respetan). Por otro lado quiere dejar de lado la idea de "paciente". Un parto no es una enfermedad. Es un momento vital en la vida de la mujer. La mayoría de las veces se hacen intervenciones innecesarias que acaban en episiotomías o cesáreas innecesarias.

Bueno, creo que me excedí demasiado en este comentario, disculpen. Es que estoy leyendo el libro y me parece estupendo. Creo que lo deberían leer todas las mujeres.

Mil gracias por recomendarlo!

Espina Dorsal dijo...

Turca qué buenas noticias!.
Espero que este libro esté en Chile, tendré que buscar la editorial...
Gracias una vez más por los datos que nos das.
See you next post...

Turca dijo...

Gracias chicas! Y felicidadessss a Raquel!!!!!!!!!!!
Se lo merece!
Besossssssss.

Ana dijo...

Ay Turquis!
Hoy es nuestro aniversario de convivencia y mi amor me regaló el libro!!!!!!!!!!!!
Estoy re chocha!!!!!!
Lo voy a leer con mucha alegría, besotes!