viernes, 12 de enero de 2007

«El parto en casa, hoy por hoy, es una opción segura»

Francisca Fernández, fundadora de la Asociación El Parto es Nuestro
«El parto en casa, hoy por hoy, es una opción segura»
Periodista Digital
Por Elena de Regoyos
Jueves, 11 de enero 2007

Cuando se habla de parto natural, no medicalizado, sin epidural y demás, o incluso de parto en casa, a muchas españolas se le ponen los pelos de punta, pensando que se quiere volver a la era prehistórica. Lo que no saben, como informa una de las fundadoras de la Asociación El Parto es Nuestro, es que parir en casa supone, hoy por hoy, el mismo riesgo de mortalidad infantil y materna que en los hospitales, que sólo el 10% de las intervenciones rutinarias que se realizan durante el parto en hospitales están respaldadas por la evidencia científica y que la cesárea supone un riesgo de muerte para la madre seis veces superior al del parto normal, por lo que hay de practicarla estrictamente cuando sea necesaria, y no superando, con mucho, la tasa máxima de cesáreas que recomienda la OMS (se aconseja no superar el 10-15%, y en España hay centros donde se llegan a practicar el 50%).
(En Argentina, específicamente en Buenos Aires, el porcentaje es del 60%, cuando no llega al 90% en ciertos sanatorios de "elite").

¿Cuándo surge y por qué El Parto Es Nuestro?

En el año 2001, dos mujeres que habían pasado por dos cesáreas cada una se preguntaban públicamente en Internet por que, estando sanas y con embarazos normales, habían tenido que pasar por una cirugía mayor abdominal para tener a sus hijos. Ellas crearon un foro de Internet llamado "apoyocesareas", al que fuimos llegando otras mujeres con muchas preguntas y mucho dolor por como habíamos sido tratadas durante el parto.El grupo fue creciendo y después de leer cientos de testimonios nos decidimos a crear la asociación El Parto Es Nuestro. Ahora tenemos unas 2.500 personas suscritas a nuestros foros y la página web recibe 30.000 visitas mensuales. Hay grupos de el parto es nuestro en Andalucía, Galicia, Cataluña, Asturias, valencia y próximamente Aragón.

¿Qué se defiende exactamente desde su asociación?

Reivindicamos una mejor atención al parto y la lactancia materna, un trato mas respetuoso hacia mujeres y niños, que la mujer y la familia seamos los protagonistas, que se respeten las recomendaciones de la OMS, que las mujeres tengamos información suficiente y podamos decidir como queremos parir, que dejemos de ser un mero objeto pasivo de intervenciones rutinarias que no solo no son necesarias sino que son perjudiciales para el buen fin del parto y la salud de madres e hijos.

¿Se defiende el parto natural, o sin medicalizar, a toda costa?

Nosotras no defendemos ningún tipo de parto, defendemos que la mujer sepa en que consisten las intervenciones habituales, para que pueda elegirlas o rechazarlas. Reivindicamos que las españolas disfruten de las mismas opciones que tienen las mujeres de los países europeos mas avanzados y que las sufrague la seguridad social. Reivindicamos un parto mas seguro y mas respetuoso, que solo se hagan cesáreas cuando sea necesario y que siempre que sea necesario, se hagan a tiempo y bien. Es cierto que muchas de nosotras, después de haber sufrido un parto hospitalario y llevar años investigando los pros y los contras de los distintos modos de atención, hemos optado por el parto natural porque nos ha parecido lo más sano. Pero es una opción personal, como asociación no defendemos ningún tipo de parto, defendemos que cada mujer para como quiera, algo increíblemente difícil hoy en día en España.

¿Es cierto que el parto en casa, aunque con ayuda profesional, pone en riesgo la vida de la madre y el bebé?

El parto en casa, hoy por hoy, es una opción segura. Hay multitud de estudios que lo confirman. Las tasas de mortalidad infantil y materna son iguales que las de los hospitales, pero en casa las mujeres sufren menos intervenciones como episiotomías, fórceps o cesáreas y están mas satisfechas con la atención. Los únicos requisitos son que sea atendido por un profesional competente y no concurran circunstancias de riesgo.

¿Cuáles son las prácticas más perjudiciales que se llevan a cabo habitualmente en España a la hora de dar a luz?

Yo diría que la peor es privar a la mujer de información y poder de decisión. Las mujeres van al parto sin saber que les van a hacer y por que, cuales son las indicaciones de cada intervención, sus efectos adversos y las alternativas de que disponen. Las mujeres no saben la cantidad de cosas que ellas mismas pueden hacer para facilitar su parto. Sólo el 10% de las intervenciones rutinarias que se realizan durante el parto están respaldadas por la evidencia científica. El resto, el 90%, solo obedecen al prejuicio, la ignorancia o intereses ajenos a la salud de madres y bebes. Por ejemplo, no debe ponerse a la mujer tumbada sobre la espalda, la mujer debe ser libre de elegir la postura que desee, la episiotomía de rutina (cortar los músculos y piel que hay entre el ano y la vagina con una tijera) causa lesiones en el suelo pélvico y no sirve en absoluto para prevenir desgarros. Es mas, es peor que un desgarro espontáneo. Poner oxitocina sintética (una hormona para acelerar el parto) provoca más dolor a la mujer y puede causar sufrimiento fetal. No debería usarse sin una indicación médica valida. Ponerla de rutina significa que no hay tal indicación, se hace por conveniencia de los asistentes, a pesar de los perjuicios que pueda causar a la madre o el niño. Si por culpa de esta droga hay que hacer unos fórceps o una cesárea (por ejemplo, porque ha habido hipertonía y sufrimiento fetal), a los ginecólogos no les importa mucho, pues siempre que la situación no se les vaya de las manos por completo no tienen en cuenta el coste físico y emocional para la madre y el niño. Podría seguir enumerando casi todas las rutinas hospitalarias, como no dar agua o comidas ligeras a las mujeres que lo pidan, romperles la bolsa de las aguas, afeitarlas, etc.

¿Qué recomienda la OMS para el buen desarrollo de un parto?

Pues todo lo contrario a lo que acabo de enumerar: que la mujer sea protagonista, que tenga libertad de movimientos, que tenga apoyo emocional constante e intimidad, que no se haga la episiotomía de rutina, que no se rompa la bolsa de rutina, que no se ponga oxitocina porque sí...

¿Por qué el resto de países europeos han hecho suyas las recomendaciones de la OMS -en mayor o menor medida-, y España no hace caso de ellas?

Porque las mujeres lo exigieron. Las europeas nos sacan veinte anos de ventaja en muchas cosas, y una de ellas es el poder sobre nuestros cuerpos y nuestra salud. El modelo actual de atención al embarazo y el parto es producto de una mentalidad machista y misógina muy antigua, transmitida a los residentes de obstetricia por sus profesores y mentores, a veces sin ser conscientes de ello. El mismo retraso con el que las españolas hemos logrado la libertad e igualdad en otros ámbitos de la vida lo tenemos respecto a nuestra autonomía como usuarias de los servicios de salud. España es mucho más machista y sexista que países con Inglaterra o Suecia, y eso se refleja también en el parto. Pero las españolas que estamos dando a luz ahora, con mas o menos treinta y tantos anos, que trabajamos y nos creemos muy autónomas y muy liberadas, no lo sabemos. Pensamos que el machismo y el sexismo es cosa de nuestras madres y abuelas, que a nosotras no nos toca. Y mira por donde, llegas al parto y se te cae la venda de los ojos: cualquiera entra por la puerta del paritorio sin llamar y mete las manos en tu vagina sin presentarse ni pedirte permiso. Te llaman bonita y cielo (en el mejor de los casos) como si fueras una tonta, no te informan de nada y deciden por ti y por tu pareja como va a ser el primer encuentro con el ser que has llevado en tu vientre durante nueve meses. De repente, tu cuerpo deja de ser ese lugar seguro que solía y eres tratada como una bomba a punto de estallar de la que hay que rescatar al niño cuanto antes. El medico es el protagonista, el factotum, tu, el sombrero de donde el mago (él) saca el conejito.

¿Están informadas las mujeres españolas de los derechos que tienen al ser atendidas en un parto?

Como te decía antes, las mujeres no saben nada de las rutinas hospitalarias, mucho menos de sus derechos como usuarias. Si alguna pregunta, se le dice que todo lo que se hace es por su bien y que debe colaborar, que no hay que pasarse de listas. Eso es todo. En la preparación al parto no se mencionan los derechos de las mujeres, es un amaestramiento, no una preparación. Creen y se les hace creer que cuando entran en un hospital pierden el poder de decisión sobre sus vidas, que deben acatar los protocolos sin rechistar.

¿Cuáles son los derechos de las mujeres y los bebés que más se violan en los hospitales y/o maternidades españolas?

El derecho a recibir información veraz que capacite a la mujer para tomar decisiones informadas, el derecho a la intimidad personal y familiar, el derecho a conocer la finalidad, beneficios, perjuicios y alternativas de cada intervención y elegir entre las alternativas disponibles. El derecho a negarse a las intervenciones que consideren inadecuadas sin ser castigadas por ello desatendiendo su cuidado o presionándolas para que acepten el alta "voluntaria" (voluntaria entre comillas, claro, como en la mili).

¿Se puede reclamar o denunciar de alguna forma si te sientes víctima del sistema establecido, en este sentido?

Sí, y recomiendo a todas las afectadas hacerlo. Lamentablemente, y aunque ginecología y obstetricia es la especialidad medica por la que mas demandas se interponen, las mujeres reclamamos poco.

¿Qué media de cesáreas se practican en España, y cuántas recomienda, como máximo la OMS?

En España se practica en torno al 22-24% de cesáreas en la sanidad publica y un 30% aproximadamente en la privada, aunque hay centros cuya tasa es del 50%. La OMS aconseja que no se supere una tasa del 10-15%.
En caso de que supere lo establecido por la OMS, ¿A qué se debe este elevado número de cesáreas en España?
A que los partos normales son dirigidos por ginecólogos, que son expertos en patologías del aparato genito urinario femenino, no en el parto normal, en detrimento de las matronas. La especialidad de obstetricia es una especialidad quirúrgica. Es muy útil cuando hay complicaciones, pero usarla para controlar todos los partos significa convertir lo normal en patológico. Ven problemas donde no los hay. Ya no saben reconducir desviaciones con métodos sencillos, todo lo resuelven de forma muy agresiva, con cirugía. Otro motivo es la comodidad y la medicina defensiva: una cesárea se realiza en 40 minutos, un parto normal puede durar dos días. Muchos ginecólogos trabajan por la mañana en la pública y por la tarde en la privada, y claro, ese ritmo es incompatible con los partos normales, hay que acabarlos "como sea". Ese "como sea" se llama oxitocina sintética, cesáreas, episiotomías y fórceps. Las comadronas, que eran las verdaderas expertas en el parto normal y que en otros países tienen un alto reconocimiento social, aquí fueron convertidas en meras asistentas de los médicos, que se apropiaron de un ámbito que antes pertenecía a las mujeres y las matronas. Hay que rehabilitar la profesión de comadrona y devolverle su verdadero significado de experta y profesional capaz. Una comadrona que trabaje conforme a los principios tradicionales de su oficio (no todas lo hacen) sabe resolver dificultades con medidas sencillas que no causan daño a la madre y detectar desviaciones de la normalidad que requieran la intervención de un medico (¡cuando es necesario de verdad!).
La sumisión e ignorancia de las mujeres también provoca muchas cesáreas. Nos han contado muchas mentiras, como que la epidural es una conquista feminista, que con la cesárea los niños nacen más bonitos y no te duele nada. Que no enterarse de nada en el parto es un ideal a conseguir, que sentir el parto es de tontas y de hippies. Se soslaya interesadamente el hecho de que la cesárea supone un riesgo de muerte para la madre seis veces superior al del parto normal y que los bebes sufren mas problemas respiratorios y son ingresados con mas frecuencia en unidades de cuidados neonatales. Mucha gente se toma la cesárea a broma, como si fuera igual que hacerse un piercing. Como se la han hecho a la Beckham, pues debe ser lo mas "moderno". Pero no es ninguna broma: tienes seis veces más posibilidades de morirte que si pares y no tiene ninguna gracia tener a tu hijo en una incubadora en vez de tenerle en tus brazos.


¿De 0 a 100, dónde estaría España en una valoración de su atención al parto?
40.
Biografía
Licenciada en Derecho
Es socia fundadora de la Asociacon El Parto Es Nuestro, donde colabora en
temas legales
Es madre de tres hijos

9 comentarios:

Mariana dijo...

Re-interesante!!! Cómo estás Turquita? Te mando muchos cariños! Espero que anden bien!!

valeria dijo...

Hola Turqui, paso rapidito a dejarte un beso grande. Por la tarde paso con mas calma y me leo el articulo. Intuyo que es muy interesante.

Cariños!!!!

Marian dijo...

Excelente nota!

Irantzu dijo...

Yo participaba en la lista de ElPartoEsNuestro y conozco (virtualmente) a Francisca hace mucho tiempo; seguí su embarazo de mellizos, y su parto en casa de los mismos, fue muy emocionante.
Todo lo que dice en la entrevista yo ya lo sabía gracias a la misma lista, donde participaban tb. matronas que atienden partos en casa, y algun ginecologo de hospital que queria aportar su punto de vista...
Hay tanta información que la gente no sabe o no le interesa conocer poque "es más práctico una cesarea"... Yo tuve una cesarea, y hasta el día de hoy imagino a mi hijo que estaba en mi utero y de pronto fue arrastrado fuera sin entender nada y me da pena. :-(

MIB dijo...

Muy interesante la nota!
Voy a buscar el link en internet para pasárselo a alguien que puede interesarle mucho...
como sabrás.. todavía no tengo ni pienso en tener niños... pero está bien ir informándose... porque sin información, perdés libertad!

Un beso grande!

valeria dijo...

Muy interesante, gracias por compartirlo!
Cariños!!!!

Alex dijo...

Volviste pirucha!!!!! Cómo te fue?

Yo estoy a favor del libre albedrío. Si tuviera otro hijo, pediría una cesárea. Y creo que es fundamental que las mujeres tengan acceso a toda la información disponible para que puedan tomar la decisión que les parezca más acertada.
Como siempre muy buena la información que ponés a disposición de todas nosotras.
Beso Turkish

paola dijo...

Hola: Muy bueno el articulo, no recuerdo aun como llegue a este blog, pero siempre lo leo. Soy de un pueblo de Córdoba Argentina, y tengo dos hijos y estoy embarazada del tercero. Tuve un parto, luego una cesarea y de los dos me quedo un gustito amargo, como que algo no estaba bien, así que apenas me enteré de mi nuevo embarazo, comencé la búsqueda y terminó en encontrar una obstetra que hace partos domiciliarios. Lo más maravilloso de esto es que no le tengo miedo al parto como en las otras dos ocaciones, sinó que sueño con ese momento.
Gracias por poner a nuestro alcance tanta información, te seguiré leyendo.
Paola

Marian dijo...

che Turquita, me parece q al próximo lo tengo en casa...
si, lo voy a pensar un poquito + y voy a seguir leyendo, pero me parece q si.