domingo, 12 de noviembre de 2006

Crónica de las jornadas.

"Un círculo de mujeres encuentra inspiración en nuestro sentimiento de belleza formal expresado a través de los rituales que abren y cierran el círculo. Como todo poema, que es a lo que un círculo se asemeja, tiene un principio y un final. Un poema de verso libre, por supuesto, pero delimitado por la apertura y el cierre, por el tiempo reservado para este especial encuentro que adquiere un carácter de reconfortante familiaridad."

Hola al fin!
Después de tomarme mi tiempo para masticar este "puerperio post jornadas", intentaré relatar algo (mi pobre capacidad de expresión es escasísima para describir tanto placer) de lo que quedó en mi alma después de recibir tanto amor, tanta energía creativa puesta al servicio de la vida.
Llegué el jueves, con la tormenta. Colectivo demoradísimo porque parece que hay una nueva normativa de que deben ir a 90. Sumada la lluvia... Pero me tocó de compañera una chica amorosa, cantante lírica, que viaja regularmente a cursar la carrera de Dirección de Orquesta en el Teatro Colón, lo que me hizo recordar mis postergadas clases de violín. En fin... Charlamos tanto que el viaje me pareció muy corto de todas maneras...
Algo por lo que me felicito desde lo más profundo, es haber aceptado la invitación de la organizadora de las jornadas para pasar esta primera noche en su casa. Esta mujer, de una generosidad infinita, sin conocer ni si quiera mi cara, me brindó su casa sin dudar. Como las cabañas eran compartidas, y las mujeres que no eran de la zona llegarían con el correr de las horas pero ya transcurrido el primer día, no me dejó que cargara con el gasto sola... Un amor. Para ella no debe haber sido difícil invitarme, porque la generosidad le brota por los poros. Yo si, tuve que vencer mis prejuicios y dejarme mimar. Todo un logro, se los aseguro.

"En el rito de la misa sólo el sacerdote podía sostener el cáliz (porque 'sólo los hombres fueron creados a imagen de Dios' ). Jamás una mujer. Y sin embargo, en la leyenda del Santo Grial, es siempre la mujer, la doncella del Grial, quien toma en sus manos el cáliz, símbolo de la feminidad sagrada: un útero lleno de sangre que desapareció del mundo."

Había una consigna más que intrigante. Cada una debía llevar alguna cosa originaria de su lugar. Algún pedacito de naturaleza, "para un ritual" (yo llevé una rama con sus hojitas del alcanfor que hay en casa). Con una rama recogida en el lugar armamos "El palo hablador", adornado con cada cosa traída por las participantes. Este Palo Hablador, era pasado de mano en mano autorizando a la portadora a realizar su pregunta o emitir su opinión. Un matiz de civilización, un efectivo encausador de energía... Que si no... Agarrate catalina!
Arrancó con una clase de gimnasia acuática para embarazadas. La verdad que para romper el hielo nada mejor! Nos divertimos tanto que desde los primeros chapuzones nadie se acordaba de la depilación, el bronceado verde departamento, o el traje de bañoquemetrajedeBrasilenelunoaunoyseestirótodo!!!
Muy interesante el taller de Recuperación del Periné y Recto Abdominal en puérperas (debería haber conocido a Claudia hace 2 años y pico!). Ya no lo puedo usar en mí, pero es muy bueno saber que existen estas técnicas.
El taller de biomúsica fue un concierto en sí mismo. Un intercambio mental y corporal muy fuerte. El dejarse fluir sin interferencias... Disfruté de la danza, propia y ajena, de fortalecer vínculos con esas otras mujeres, del movimiento libre o guiado, de reconocer mi propia respiración y vuelo, y de compartir mantras y miradas. Una belleza.
El taller de masaje infantil fue una fiesta.
Además de las veintipico participantes de las jornadas, para este taller especialmente, vinieron 25 bebés con sus mamás y papás. Para mi fue uno de los picos de emoción de las jornadas. Volver a escuchar a Lis compartiendo sus técnicas y sentir a Lula en mi falda con unos pocos meses de vida mientras masajeaba su cuerpito, fue una sola cosa. Muy fuerte. Y la mirada tierna de una de mis compañeritas jóvenes de cabaña, un amor. Los nenes más que agradecidos, disfrutaban del masaje plácidamente. Claro que alguno que otro lloriqueba o dormía, pero fue bellísimo ver a uno que tenía justo en frente mío, que observaba plácidamente a la audiencia por encima de sus hombritos, acostadito en el piso, mientras sus piecitos eran masajeados uno por su papá y el otro por su mamá... los dos a la vez!!! Envidia total!
El taller de "Los nuevos niños" me hizo revisar una y otra vez mi rol de madre y los caracteres de mis hijitos. Y me terminó de confirmar que necesitan una escuela diferente, algo que vengo pensando hace mucho, pero que siento que es momento de concretar. Ya contaré más.
El taller cerró con un ejericio bellísimo en el que visualizábamos a nuestra niña interna y luego volcábamos las emociones surgidas en un dibujo, que sumado al de las otras chicas formaba un gran mandala. Para alquilar valcones. Y repartir carilinas. Muy reparador por cierto.

"En los mitos y sueños y en nuestra memoria colectiva se recuerda a las mujeres como una vez fueron y podrían ser: portadoras de la feminidad sagrada. Si queremos sanar el patriarcado y regenerar el planeta, ¿es posible que se necesite para ello de la sabiduría de la mujer?"

Costó mucho levantarse el sábado después de tan intenso viernes. Las más voluntariosas hicieron caminatas al amanecer, saludo al sol y algún ejercicio de yoga o meditación. Yo sólo intenté un poquitín de yoga que casi desconocía, y adopté un ejercicio que imita los movimientos del león, que a mis hijos divierte bastante pero a mi me ayudó a recomponer mi estómago destrozado por tanto mate amargo. Tarde me acordé que me hacía mal... Es que sabía tan rico ese compartir...
Del taller de "Comunicación prenatal..." me quedo con la vivencia impresionante del baño de sonido que nos regaló Zulma. Hay que vivirlo para saber de qué se trata, pero era más o menos así: Una mitad de las chicas se quedaba parada con los ojos cerrados en el centro del salón dejando entre ellas el espacio suficiente para que la otra mitad pueda circular haciendo sonar una diversidad impresionante de instrumentos musicales. Pasando cerquita de cada una, deteniéndose muy cerca de la espalda y la cabeza, rodeándolas suavemente. Los instrumentos eran semillas, campanas de brone, palos de agua, sonajeros de bebés, chauchas normes con sus semillas secas, cuencos, todos sonidos amables. Placer indescriptible. Una hermosa manera de intentar comprender lo que sienten los bebés adentro nuestro.
Luego vino uno de los talleres más esperados por mí, y no me defraudó. La sabiduría y la calidez de las chicas de Doulas de Argentina me sigue confirmando que este es mi camino, que quiero ser una doula, que el servicio está en mi.
Debajo de los árboles escuchamos al equipo que está haciendo camino en esto de los partos humanizados en Paraná, unas pioneras muy valientes.
A la siesta un grupete nos escapamos a hacer compras. Alfajores santafesinos para la familia y heladito para las compradoras, hacía un calorón! En el camino dió tiempo para contar historias de vida y todo. Las mujeres sabemos optimizar nuestro tiempo!
Entonces, mientras las parteras hablaban corría el mate y los alfajores en una gran ronda. Y como estábamos tan cómodas, la charla de Lactancia también fue debajo del jacarandá.
La fresca llegó y la partera rosarina que atiende sola partos en domicilio en Villa Gral. Belgrano, Córdoba, aportó nuevas esperanzas en este andar que parece de pocos, pero no es tan así...
La luna llena aportó una luz inmensa a la noche. Noche de charlas hasta la madrugada, de palabras llenas de amor y calidez increíble, compañía incondicional, plenitud del alma que le dicen...

"Hay una pacífica revolución en marcha, un movimiento espiritual de la mujer que es difícil de percibir a simple vista. A través de los círculos de mujeres, de mujeres con capacidad sanadora, ¿podría la cultura dar un vuelco?
El Millonésimo Círculo, Jean Shinoda Bolen.

El domingo amaneció lloviendo, y tuvimos yoga con pelotas. Divertido y relajante a la vez. La reflexión nos hizo poner la mirada en esto de ser puentes para quienes vienen llegando a esta forma de existencia.
Y llegó el momento de escuchar a una de mis maestras, mi adorada Sandra La Porta. Claudia dijo que cuando comenzó a hablar, el cielo parecía saludarla :) Nos recordó de qué se trata esto de acompañar sin interferir, de hacer sin hacer. De poner el cuerpo y el alma para un hecho que no es nuestro sino de la mujer que está por parir. Que los médicos, parteras, doulas, etc., no "hacemos" partos, los partos los hacen las mujeres que están pariendo. Algo que suena tan lógico es increíble que sea tan difícil de internalizar. Y el Palo Hablador estaba como loco! No daba crédito de tanto manoseo!!!
Llegó el turno de “La relación con el bebé en la gestación y el recién nacido”. Cómo sería de interesante este tema que Jaqui Zieler no pudo pasar del segundo trimestre de embarazo!!! A mi, como frase reveladora me quedó ésta: "El bebé (in útero) reacciona de la misma manera ante una frase dicha por la madre que una pensada..." Guau... No es para quedarse horas escuchándola? A Jaqui la encuentran acá. En la revista Creávida de Abril de 2005, en la página 26, hay un artículo muy interesante: "¿Qué es un recién nacido?", basado en los estudios de la Dra. Françoise Dolto. Si lo quieren, me lo piden.
Sigo.
La entrega de certificados fue otra ceremonia dentro de la gran ceremonia que fue el encuentro todo.
Así describió Claudia (la organizadora) ese momento:

"Finalizamos con una Danza Sagrada, para que de algún modo no quedaran dudas sobre lo sacramental que para todas fue el sentir de estas jornadas.
Un encuentro de almas y de amigas,.... y nos dimos fuerzas mutuamente para seguir adelante,... y nos permitimos expandir nuestras conciencias, hasta que haya otro encuentro."


A mi, obviamente, no me queda más que agradecimiento. Por esta plenitud en el alma, por este sentir en el recibir. A Claudia Barreyro por su generosidad de corazón y espíritu, a las disertantes, más o menos por lo mismo, y a las compañeras que me tocó en suerte por el cariño y la comunión. Aunque quizá ninguna lea ésto, les digo gracias y hasta pronto.


"Cuando un recién nacido aprende en una nursery que es inútil gritar, está sufriendo su primera experiencia de sumisión" Michel Odent.


11 comentarios:

Silvana dijo...

Wowwwww turquita!!!, a mi que me cuesta un poco leer posts largos... me enganché locamente!.
La verdad es que tu relato de lo que allí sucedió, de ese encuentro mágico bajo jacarandáes, "sonidos uterinos", mate y buena gente, despertaban ganas de haber estado ahí.
Gracias por hacerme linda esta mañana de lunes!
Te abrazo

Wollys dijo...

Es maravilloso sentirte tan plena. Sos una GRAN MUJER.

Admiración y Amor

cynthia dijo...

Amiga, la verdad que esto me gusto mucho mucho. Lo contaste de una forma maravillosamente hermosa.

Me alegro tanto tanto de corazón esto que estas haciendo.

Muchos besos

Mumimamá dijo...

hermoso relato, casi puedo imaginarme lo que pasó alla. Espero verte pronto... en mis vacaciones me voy a BsAS.

valerita dijo...

No entiendo mucho eso de "mi pobre capacidad de expresión es escasísima para describir tanto placer".

Leerte fue un bálsamo en estos días difíciles.

La vida, en su sabiduría infinita, se renueva y continúa.

beacriz dijo...

interesantisimo todo tu relato, conciso, sencillo y esclarecedor. me impactó lo último que escribiste."cuando un recien nacido aprende en una nursery que es inutil gritar, esta sufriendo su primera experiencia de sumisión". para pensarlo bien.

JENNY dijo...

Este relato de tu experiencia me han hecho deleitarme línea a línea.. con el comentario del Santo grial, llegaste lejos... Termino de leerlo y siento una envidia (pero de la sana) y me ancanta que compartas con nosotros tus experiencias a las que plasmas emoción y es como estar ahí... casi que podía tocar a los bebés... sentir la sensación de los bebés dentro del útero, has hecho un relato exquisito y que valoro mucho.
El palo hablador, demasiado bueno!
Espero pronto el post donde hablas de el crecimiento de los hijos y porqué quiere cambiarlos de cole!
En fin, me encanta la transmisión de tu aprendizaje!
Un abrazo!

valeria dijo...

Hola Turqui! Me alegra mucho lo bien que te fue en la jornada. Me encanata todo lo que contás.
Cariños, Vale.

Mariana dijo...

Muy, muy jugoso!
Me alegro un montón! espero que estés bien, te mando un beso!

Alex dijo...

Turkish, genial esto que hiciste y que estás compartiendo. me interesa especialmente lo de la escuela, vos ya sabés por qué y si podés adelantar datos sería muy gratificante para mí.
Besote, te extraño.

Mari de Mardel dijo...

Muy bueno todo, Me alegro que hayas hecho estas jornadas, siempre es multiplicador, y felicitaciones por contarnos esto, siempre viene bien volver a pensar en estos temas.
No sabia bien a qué te dedicabas. El tema parto es realmente clave en la sociedad porque nuestros primeros registros son esenciales, ya desde el útero como bien contaste. Eso lo estoy viendo en Rebirthing. Estoy haciendo el proceso personal, son unas 12 sesiones, y la última es en una pileta, con un snorkel y se recrea el momento del parto! imaginate. Cuando llegue ese dia te cuento.
Un besote Turquita, te quiero mucho.